Radio Sur 101.9

Un equipo de profesionales con experiencia se encuentra al frente de esta emisora online que opera desde el año 2015.

Última audiencia en el juicio por Fernando Báez Sosa: Pertossi y Cinalli intentaron despegarse del ataque

ByRadio Sur 101.9

Ene 18, 2023

Este miércoles en los Tribunales de Dolores se realizó la decimotercera y última audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, que coincide con el tercer aniversario del asesinato ocurrido a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

 Declararon los médicos Juan José Fenoglio y Jorge Rodolfo Velich, peritos por parte de la defensa, a cargo de Hugo Tomei. También rompieron el silencio los rugbiers Lucas Pertossi y Blas Cinalli.

En primer lugar, Lucas Pertossi, el rugbier del “caducó”, quien se refirió a la noche del crimen en Villa Gesell. “Estoy muy mal por lo que pasó y sigo mal. Yo en ningún momento le pegué a Fernando Báez Sosa. No hubo ningún plan para matar a nadie”, comentó.

En una de sus declaraciones, Lucas Pertossi contó: “Al salir había un tumulto de gente, veo que a mis compañeros los invitan a cruzar. Voy a la derecha, veo a un amigo en el escalón, nos sentamos, empezamos a charlar, a usar el celular. Grabo, los chicos me dicen ‘croniquita’ e ‘intento de influencer’ porque saco foto de todo”.

Y cerró: “Escucho gritos, me paro, me acerco, veo que hay gente que no conocía pero reconozco a mis amigos. En unos segundos veo que agarran a un amigo del pie y lo quieren tirar al piso. Me acerco y le digo ‘¡soltalo!’, le pego dos patadas, me voy para atrás, veo que el chico intenta pararse y me voy para la esquina. Nunca le pegué a Fernando Báez Sosa”.

DECLARACIÓN DE BLAS CINALLI 

Después de la corta declaración de Lucas Pertossi, pidió la palabra el rugbier Blas Cinalli que en todo momento manifestó que “nunca” le pegó “a Fernando”.

“Yo en ningún momento le pegue a Fernando Báez Sosa, supongo que con quien tuve en el encuentro dentro del boliche no sé, capaz fue él. En ningún momento le pegué, veo que dicen que él tenía ADN mío en la uña del dedo meñique”, expresó. Luego del testimonio se le pidió que con un puntero señale el video en donde estaba al momento del ataque.

Luego de una breve explicación, Blas Cinalli pidió exhibir un video donde el querellante Fernando Burlando los trató de “cobardes” “energúmenos” y otras calificaciones a ellos y sus familias, y por eso justificó que no le iba a responder preguntas a la parte querellante. 

Mientras Cinalli declaraba, cada vez más fuerte desde el exterior y por las ventanas a la puerta principal de la sala, se filtraban los gritos de una multitud que gritaba “Justicia” y “asesinos”, y desde el público madres y padres de los acusados lloraban algunos y otros agachaban la cabeza.

Fuente: Diario Chaco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *