Radio Sur 101.9

Un equipo de profesionales con experiencia se encuentra al frente de esta emisora online que opera desde el año 2015.

Acusan a policías civiles de perseguir, disparar y atropellar a dos menores de edad en Resistencia

ByRadio Sur 101.9

Dic 27, 2022

La Policía le habría dicho a la familia que confundieron a uno de los menores con un delincuente conocido como “Fosforito”. Por las heridas que sufrió un chico de 14 años, se perdió una prueba futbolística para un club de Buenos Aires. 

La madrugada del 24 de diciembre no fue cualquier otra para dos adolescentes de 15 y 14 años que salieron por unos minutos a comprar una gaseosa y terminaron protagonizando un brutal hecho por el que por poco pierden la vida. Ambos contaron que desde una camioneta blanca comenzaron a seguir perseguidos, que desde el vehículo efectuaron disparos con una escopeta y que posteriormente fueron atropellados, quedando uno de ellos en estado inconsciente

Los dos fueron inmediatamente trasladados al Hospital Perrando, el chico de 15 años sufrió varias heridas y quedó inconsciente tras el choque, el de 14 también sufrió diversos golpes, entre ellos la fractura de su tobillo derecho. Lo tuvieron que someter a una cirugía, perdiéndose por este hecho la oportunidad de realizar una prueba en un equipo de fútbol de Buenos Aires programado para esta semana.

La familia apunta contra policías civiles de la División de Investigaciones Complejas o de Drogas Peligrosas, de hecho ya formalizaron una denuncia para que se realicen copias de los libros de guardia y se resguarde toda la información que pueda ayudar a resolver lo ocurrido. Para peor, la madre de uno de los adolescentes relató a Diario Chaco que al acercarse a la Comisaría Primera le habrían dicho que confundieron a su hijo con un delincuente conocido como “Fosforito”.

El hecho comenzó, según consta en la denuncia, alrededor de las 2.30 de la madrugada. Los menores salieron de la casa de su abuela, ubicada en el barrio Valussi, para comprar una gaseosa, aunque en el trayecto decidieron ir hacia la calle Soldado Aguilar y Doctor Parodi del Barrio Guiraldes para saludar a una amiga por su cumpleaños.

Cumplido ese objetivo, emprendieron el regreso hacia la casa de su abuela en la motocicleta Honda Wave 110 en la que se desplazaban, antes debían comprar una gaseosa. Sin embargo, cuando de la calle Soldado Aguilera en la que circulaban doblaron hacia avenida Chaco, con dirección a números descendentes, notaron que eran perseguidos.

“En un momento dado se percatan que eran seguidos por una camioneta Toyota Hilux o similar, color blanco, polarizado en su totalidad, no observaron chapa patente. En un momento dado aceleraron su circulación, doblando en calle Cáceres, donde a los pocos metros comenzaron a escuchar que efectuaban disparos. D. al darse vuelta y observar, visualiza que una persona salía por la ventanilla de la camioneta con un arma de fuego larga de color negro, que ambos circularon unas seis cuadras aproximadamente, recordando que le efectuaron cuatro disparos “, reconstruye Yanina Rivero en la denuncia que formalizó en la Comisaría Primera.

En la calle Duvivier y Fortín Los Pozos los chicos cayeron de la motocicleta “debido a que dicho rodado los colisionó en la parte lateral izquierda. Allí que ambos cayeron al suelo, D. quedó inconsciente, mientras L. sufrió una fractura de tobillo derecho”, añade la denuncia a la que accedió DCH .

Los únicos datos que pudieron agregar en la denuncia, es que uno de los hombres que estaba en la camioneta tenía una gorra con visera, era petiso, robusto y tenía unos 30 a 40 años. La denuncia ya está en manos de Derechos Humanos de la provincia y también en el Comité de Prevención contra la Tortura.

Yanina Rivero, madre del adolescente de 15 años, relató a este medio que su hijo ya está en casa y que quedó con golpes leves, mientras que su sobrino de 14 obtuvo el alta médica este lunes y se sometió a una cirugía ya que sufrió la fractura de su tobillo derecho. La situación afectó al menor que esta semana tenía una prueba futbolística clave. 

PEDIDO DE LA FAMILIA

“Lo único que quiero es justicia porque mi hijo no es delincuente, no es vago. Si estuvo mal en esa hora ir a comprar porque es menor de edad, lo reconozco, pero es como cualquier chico, quería tomar tereré. No sé por qué está gente hizo esto, no me explico.

Rivero agregó: “Cuando me fui a la (comisaría) Primera me dijeron que se confundieron con un tal “Fosforito”. Mi hijo no se llama así, ni le dicen así. Yo ahí le discutí porque mi hijo no es delincuente , él terminó sus estudios, es un chico que le ayuda al papá a trabajar, la verdad que nunca lo dejo, no son chicos vagos. Mi sobrino es jugador de fútbol, inclusive pierde una oportunidad ahora porque iban a hacer pruebas desde Buenos Aires”.

El entorno familiar de ambos confirmó que la moto en la que se desplazaban tenía todos los papeles, también relataron que fueron hasta el lugar del hecho pero que “ni siquiera había pedacitos de plástico porque por nuestra cuenta estuvimos andando e investigando, es como que está limpio el lugar”

Finalmente, la madre dijo: “A mi hijo no me lo entregaron en un cajón de suerte porque Dios es grande, pero no quiero que vuelva a pasar esto para otros jovencitos”. 

Fuente: Diario Chaco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *