Radio Sur 101.9

Un equipo de profesionales con experiencia se encuentra al frente de esta emisora online que opera desde el año 2015.

Marcela Acuña: “La provincia seguirá creciendo en materia represiva hasta que haya uno o mas muertos”

ByRadio Sur 101.9

Nov 23, 2020

Luego de lo expuesto por el subsecretario de Prevención y Seguridad en el Abordaje Territorial en Alerta Urbana, donde calificó a los miembros de organizaciones sociales como “víctimas de un sistema de extorsión” y a sus dirigentes como “burgueses”, entrevistamos a la referente de Mujeres al Frente, Marcela Acuña, quien ha advertido la violencia a la que se ven expuestos quienes decidan manifestarse en espacios públicos desde la designación del funcionario.

Gustavo Olivello hizo declaraciones sobre la represión ocurrida el martes contra la organización Barrios de Pie durante una marcha en la Plaza España en apoyo el proyecto de ley de Impuesto a las Grandes Riquezas. Si bien existen registros audiovisuales del acontecimiento, donde el funcionario programaba el desarrollo de la movilización (“van a marchar por un solo carril, sin cortarme toda la avenida, y el acto lo van a hacer arriba de la plaza” ordenó a los manifestantes), el jueves expresó en un video publicado por Alerta Urbana que: “le informé a los responsables, por intermedio de la Policía del Chaco, que marchar hacia el micro y macrocentro estaba prohibido por la Juez de Garantía N°2, María de las Mercedes Pereyra”. “Era una violación a una resolución judicial y la Policía actuó en consecuencia” aseveró.

A menos de una hora de la concentración de más de 20 organizaciones sociales que pidieron su renuncia, el sargento utilizó su propio medio de comunicación (actividad prohibida por el Régimen del Personal Policial de la Provincia del Chaco) para arremeter contra los dirigentes e integrantes de organizaciones sociales y políticas.

Luego de relatar el operativo de la represión ocurrida dos días atrás, pidió a la sociedad que “se manifieste a favor o en contra del trabajo que se viene realizando”. Acto seguido, mencionó que “Hoy tenemos burgueses disfrazados de referentes sociales que se manifiestan como pordioseros pero que viven como grandes ricos” y calificó a las personas que fueron reprimidas en la marcha como “víctimas del sistema extorsivo de los dirigentes sociales” y a todo miembros de una organización como “tontos útiles”.

En ese marco, entrevistamos a la dirigente de la agrupación Mujeres al Frente, Marcela Acuña, quien, desde la designación del funcionario, ha advertido la violencia a la que se ven expuestos los sectores marginados que decidan manifestarse en espacios públicos.

El cargo del sargento Gustavo Olivello como subsecretario de Prevención y Seguridad en el Abordaje Territorial de la Provincia del Chaco despertó la indignación de gran parte de la sociedad chaqueña por el grado de violencia que ha instaurado para con un sector social que decidió manifestarse en la vía pública. Hay quienes sostienen que este nombramiento fue un error del Gobernador Jorge Capitanich. Sin embargo, existen registros de una brutal represión frente a Casa de Gobierno a los 3 días de haber asumido, lo que tal vez evidencia la instauración de dicha violencia como estrategia y clara decisión del primer mandatario provincial. ¿Usted qué opina al respecto?

-Es difícil saberlo, pero lo que puedo aseverar es que genera grandes resquemores en lo que representa el espíritu democrático dentro de nuestra patria. Es una persona con antecedentes penales que no desarrolló su espíritu democrático y muestra lo peor de las fuerzas policiales. El Gobierno va a decidir qué hacer con él, porque es Capitanich quien lo ha elegido.

Las represiones ocurridas fueron contra movilizaciones convocadas por pueblos originarios y movimientos sociales. No obstante, un espacio de la oposición denominado “anticuarentena” ha salido a marchar por las calles e hicieron caravanas en varias ocasiones a lo largo del año, las cuales transcurrieron sin inconvenientes ni interrupción policial. ¿A qué factor cree que se debe este hecho o, mejor dicho, este no-hecho?

-Ya lo dijimos. Las represiones van direccionadas no al método del piquete en sí, sino a quienes lo realizan. Las comunidades aborígenes tienen su reclamo histórico, y han reprimido. El impuesto a los ricos es lo que todos exigimos para mejorar la vida de la mayoría del pueblo, y han reprimido. No es casual, ahí hay odio. Con respecto a los anticuarentenas, son los que le pagan a él, a quienes defiende. Y aquí me detengo para aseverar que no está defendiendo al gobierno de Capitanich -ya que la mayoría de los votantes fueron pobres, gente de los barrios, aborígenes; no los del centro, sector al que representa-. Por algo apoyó las movilizaciones de la Fuerza en la calle cuando se desató una crisis institucional por el caso del Comisario Romero, Jefe de la Policía del Chaco, que terminó renunciando y asumiendo Olivello a este cargo que tiene actualmente. Nada es casual.

Olivello es propietario del medio de comunicación digital Alerta Urbana, desde donde realiza una suerte de bitácora relatando su desenvolvimiento como funcionario. ¿De qué manera cree que afecta este accionar a la opinión pública?

-Lo lógico sería que renuncie a ese espacio y no lo utilice. Ya que tanto habla de la moral, su presencia en Alerta Urbana no sólo es inmoral sino que no está permitido por la Fuerza. Esa es una demostración mas de la impunidad de su manejo. Además, es un portal donde no se hace ningún tipo de análisis político, mas bien se realizan injurias permanentes, denuncias de hechos policiales y críticas explícitas a los espacios sociales. Hay libertad de expresión, pero él no puede estar ahí. Lo que pasa es que nadie le pone el cascabel al gato. Los funcionarios de Capitanich que hacen silencio ante la represión, aceptan esta violencia. A los hechos me remito para decirlo. Nadie sale a decir nada. Solo él y hasta con portal propio.

Se atrevería a afirmar que Olivello está cumpliendo la función de Jefe de Policía de la Provincia del Chaco?

-Actualmente ocupa los puestos de ministro de Gobierno y de Seguridad, por lo cual el Jefe de Policía es un cadete de él.

En uno de esos videos, el sargento la ha nombrado explícitamente, reprochándola por llamarlo “nazi”. Usted, como mujer ¿Estima que la violencia ejercida por el funcionario -prácticamente a cargo de toda la Policía del Chaco- sólo es discursiva y, en todo caso, tomará él medidas judiciales en su contra? ¿O teme por su integridad física o la de sus compañeras?

-Ratifico el término “nazi”. Me remito a Alemania después de la primera guerra mundial. Había una gran crisis económica y hasta dirigencial. Allí nació Hitler, con el aval de los votos populares. Es largo de analizar, pero el descontento era tal que se dio fuerza a un partido que después hizo lo que hizo, con el silencio de la gente.

Aquí, en nuestra patria, tiraban a las personas vivas al mar en la década del 70, secuestraban personas y las desaparecían ¿Esa sociedad no sabia?¿No veía lo que pasaba? Los medios de la época trataban como subversivos o “pone bombas” a los compañeros/as que aparecían asesinados en las calles. Lo que hicieron los militares, lo llevaron a cabo con la anuencia de la sociedad. Es esa misma sociedad la que hoy aplaude a Olivello y a los que tienen un discurso similar al de él.

Que le haya dicho “nazi” seguro nos traerá consecuencias no solo a mí sino a todo lo que me rodea. Estas personas están preparadas para lastimar o reprimir lo que no entienden. La ignorancia y falta de preparación de Olivello de seguro lo llevará en algún momento a demostrarnos lo cierto en esto.

¿Donde se ha visto que se reivindique a los hechos represivos y se felicite a la fuerza policial por eso y que nadie le diga nada? En Chaco, pero todos esquivan el bulto porque lo puso Capitanich. La provincia seguirá creciendo en materia represiva hasta que haya uno o mas muertos, y de seguro estará legitimado socialmente porque hoy se lo deja; cuando ocurra, ya será tarde.

Seremos nosotros, nuestros compañeros/as o afectos a los que atacará. De hecho, lo hace al difamarnos constantemente, porque prepara el terreno sembrando un discurso de odio para que cuando nos ataque, tenga respaldo y consenso social. Igualmente, vengo de una familia que sufrió persecuciones y cárceles por defender a presos políticos. No me asusta. Ademas, tengo a un compañero como Emerenciano que me da seguridad y permite que diga lo que pienso sin limites.

¿Qué mensaje le daría a los integrantes de otras organizaciones sociales?

-Que no dejen que él medie en sus reclamos debido a que no está capacitado para eso y que no confíen en él, porque vino a reprimir, no a dialogar. Deben pensar que es hablar con el enemigo de manera directa. La dignidad tiene que ver con rechazar su función así nos cueste la vida. Las futuras generaciones nos van agradecer.

Luego de la concentración de Mujeres al Frente en la rotonda de la autovía Nicolás Avellaneda, donde expusieron una vez más la bandera que retrata al sargento vestido de azul, delante de un efectivo policial que tiene agarrado a un hombre de rodillas con una bolsa en la cabeza (ocasión que rechazaron la mediación con él y amenazaron con correrlo “a los garrotazos”) y de la marcha de Barrios de Pie, la cual la policía dispersó con hidrante, a las patadas y cachiporrazos, Olivello publicó otro video donde criticó a “los burgueses disfrazados de dirigentes sociales, que tienen camionetas y propiedades pero se expresan como pordioseros”. ¿Cómo concibe usted este comentario?

-En principio, eso es xenofobia. Habría que ver qué entiende él por “burguesía” y por “pordiosero”. Es un planteo teórico, pero indudablemente él piensa que la gente bien vestida es quien vale la pena defender. Indudablemente no leyó nada de Jauretche. Si es que se dice peronista, no tiene ni idea del concepto de “burguesía nacional”.

¿Cual es la diferencia entre una manifestación de pordioseros y otra de burgueses?¿Los pudientes deben estar con los anticuarentena? La mentalidad de Olivello manifiesta una estigmatización donde los pobres o pordioseros no deben manifestarse, sí los ricos. Sus dichos y sus acciones denotan eso.

Hoy existe una crisis económica muy fuerte que genera millones de jóvenes desocupados, sin casa, universitarios sin posibilidades, obreros que lamentablemente viven como “pordioseros” porque no hay un sistema que valore su capacidad y por ello apenas llenan el plato de comida. Entonces, debe prestarse especial atención a ese término.

En relación a la ropa, estimo sensato que si formás parte de un movimiento social con un rol organizativo, no podés andar de zapatos lustrados porque la gente que te acompaña tiene muchas necesidades y hay que tener respeto hasta en la forma de verstirse. Olivello no solo posee ceguera intelectual sino también social. Él no da nombres, lo que representa una intención de ensuciar a todo el espectro de los movimientos sociales.

Con respecto a las camionetas, es un clásico que se instaló desde los medios para con los dirigentes. Con Emerenciano, hace tiempo hemos hecho una exposición de lo que tenemos. Vivimos sencillamente en la casa que era de mis padres. Sí vengo de una familia que era de la pequeña burguesía y tengo propiedades que me dejó mi padre, en su total legalidad.

Además, tildó a los integrantes de las organizaciones de “tontos útiles” obligados a ir a las protestas y pidió que “soliciten trabajo antes que tierras”. Ante ello, en su opinión ¿De qué manera abordan los movimientos sociales, a nivel provincial, la demanda de trabajo de las personas (aborígenes y criollos) marginadas y en situación de vulnerabilidad por la pobreza? ¿Pueden crear puestos de trabajo independientemente del Estado?

-En todo caso, él es el tonto útil de Capitanich. Si uno va al barrio, verá que la gente que antes vivía entre plásticos en la extrema pobreza, hoy tiene un dúplex, comida, pavimentos, centro de salud y escuela. Algunos de ellos están con nosotros, otros no, pero no hay ningún tonto útil. Aquí hablo específicamente de nuestra organización, no somos todos iguales.

Por otro lado, acusó a los dirigentes de utilizar niños en primera línea de las marchas como defensa. Con relación a ello ¿Qué papel juegan los niños en el desarrollo de las agrupaciones, particularmente en el Movimiento Socialista Emerenciano?

-Eso ya lo decía Ivanoff. Nosotros generamos un espacio educativo donde los niños quedan dentro de las guarderías cuando sus madres trabajan o van a reclamar sus derechos. Antes, quedaban en una carpa. No obstante, la movilización no es un sinónimo de delito, por lo tanto, la mamá que quiera llevar a su hijo debería poder hacerlo. Hoy sí es peligroso porque están hombres él.

Los operativos para las represiones sucedidas en Chaco, coordinadas por Olivello, se corresponden -o al menos tienen muchas similitudes- con las llevadas adelante por Sergio Berni en Buenos Aires. El ejemplo más crudo de ello fue el desalojo a las familias de Guernica. Ambos funcionarios se amparan en que “sólo siguen órdenes dictaminadas por jueces”. Usted, como abogada ¿De qué manera abordaría ese conflicto?

-Así se expresaba Videla, de ahí viene la Ley de Obediencia Debida y Punto Final, diciendo que “cumplían órdenes”. En la Constitución, está garantizado el acceso a la vivienda; la patria tiene extensiones de tierra y hay gente que la necesita. Desde el punto de vista jurídico, un desalojo es cuestionable, pero desde lo moral, no se puede aceptar. Ningún juez puede desalojar a personas pobres.

En Latinoamérica, la violencia policial ha crecido en altos grados desde el inicio del confinamiento debido a la pandemia. Ejemplo de ello son -además de nuestro país- Brasil, Perú, Haití y Chile. ¿Será este un avance del fascismo en la región, que ha tomado fuerza apoyándose en las restricciones impuestas por la covid-19?

-Es así, el fascismo avanzó y tomó fuerza. Las restricciones de lo que llaman pandemia ha generado no solo los Olivello y Bolsonaros, sino la decadencia de la sociedad: bajos niveles educativos, despidos masivos, falta de oportunidades laborales, mala atención en materia de salud; etc., cuyas consecuencias se irán viendo en los años venideros.

Se habla de una nueva normalidad y Olivello es parte de ese discurso que viene a controlar y perseguir a los pobres organizados, usando la ignorancias de los sectores pobres y el odio de clase de los pudientes.

Se avizoran años difíciles que nos costarán sangre, sudor y lagrimas. Nos queda a nosotros el desafió de la unidad latinoamericana para evitar el avance del fascismo y, por sobre todo, para generar las condiciones que posibiliten una transformación social que nos incluya a todos/as y que la felicidad de nuestro pueblo no sea solo una consigna vaciá de contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.