Radio Sur 101.9

Un equipo de profesionales con experiencia se encuentra al frente de esta emisora online que opera desde el año 2015.

Desnutrición y Dengue en Chaco, un problema social

Es menester visualizar la problemática que genera el abandono de asistencia social en El Impenetrable del Chaco, los pueblos del interior de la provincia y hasta en los barrios periféricos de la Ciudad de Resistencia, causando graves estados de salud como la desnutrición y el Dengue.

NUESTRA RESPUESTA ANTE LA DESNUTRICIÓN 

La desnutrición va atada a lo que nosotros podemos hacer en los merenderos, no solamente dando una respuesta en el lugar donde nacimos políticamente y nacemos todos los días, que es el barrio Emerenciano (avenida San Martín 3300), sino que también tenemos merenderos en el barrio San Antonio, Don Bosco, en Villa Luzuriaga, diferentes lugares ocasionales de la ciudad Resistencia y en el interior, como ser Colonia Elisa, La Escondida y Capitán Solari. 

En nuestro barrio se brindan almuerzo y merienda de lunes a sábados. La gente de la zona se acerca con sus recipientes, tuppers, jarras y botellas de plásticos para retirar los alimentos. Toda persona que necesite llevar el almuerzo, debe asistir por la mañana con su olla en mano a partir de las 11y30 hs y a las 16y30 hs para retirar leche con pan o tortas fritas para la merienda. Cuando podemos, servimos panes dulces o arroz con leche. 

BARRIO EMERENCIANO 

SAN ANTONIO 

En el barrio San Antonio de la localidad de Resistencia funciona el merendero Globo Rojo, perteneciente al Movimiento Socialistas Unidos Emerenciano. Las compañeras, de manera colectiva, hacen la merienda, que retiran los más pequeños y ancianos de la zona.  

Movimiento Socialista Emerenciano

COLONIA ELISA 

En La localidad de Colonia Elisa, la militancia pone el cuerpo a la situación que se vive y reparte la merienda a las familias vulnerables de dicha localidad.  También acercan a domicilios de familias pobres.

Como militante de la Agrupación Mujeres al Frente, perteneciente al Movimiento Socialistas Unidos, me parece importante destacar la vulnerabilidad del pueblo argentino. En esta situación de encierro colectivo, los que más pierden, como siempre, son los sectores pobres. Es allí donde tenemos la obligación moral de estar y acompañar en estos momentos, no solamente ponernos a caracterizar y aparecer en las pantallas de televisión o portales, sino estar y ponernos al frente de la situación. 

Es preocupante el grado de desnutrición de nuestro pueblo. Había una promesa política de tratar con sumo cuidado y de ver cómo se trataba la falta de alimentación como un problema político, pero no se trató en la agenda provincial. Por nuestra parte, no pudimos hacer tratar esta promesa porque no hubo un acuerdo general que se hace entre todos los sectores para plantear la desnutrición. Y esto se debió a que el coronavirus tapó todo. 

Esta desnutrición, devenida del gobierno de Macri, nos dejó a una generación de niños muy chicos desnutridos desde el vientre materno. Pensemos en los niños que nacieron en estos cuatro años el gobierno de Macri, en las mujeres desnutridas que hoy están embarazadas y encerradas en los barrios, sin poder alimentarse correctamente y sin hacerse los controles necesarios de toda embarazada por ser pobre. 

Queremos ayudar. Somos una organización relativamente pequeña en materia de medios económicos, ya que contamos con poca asistencia del Estado para para poder ir generando algunas respuestas concretas a los más vulnerables. No tenemos los medios suficientes, sí tenemos el apoyo del pueblo, de la comunidad, de algunos sectores de pequeños empresarios y también de los proyectos productivos que funcionan dentro de la organización: verduras, cerdos y vacunos que nos permiten poder generar una ganancia y la vez comprar con eso cosas para el merendero y para todos los sectores que necesitan alimentación.  

Esta pandemia también tapó la cuestión del Dengue. Hay gente en los barrios que se está muriendo. Se difunden estadísticas, pero no mandan nada para para poder combatirlo. Cuando decimos “Dengue”, hablamos de prevención realizando desmalezamiento, limpieza e inversión en los sectores pobres, no solamente mandar a la policía. Tiene que ver con un contexto social donde se necesita una inversión del Estado en materia de salud, porque es un problema sanitario y social. 

Ambos males atacan a la gente de los barrios de la ciudad y del interior de la provincia. En estos lugares, si bien hay intendentes preocupados por la situación de su pueblo, son personas con poco nivel de discusión política, que es lo que creo que hace falta en estos gobiernos, que permiten algunas cuestiones de discusiones, pero que se han cerrados a la idea del pueblo de aceptar a la desnutrición y el Dengue desde la creación de un plan político que abarque a los centros de salud de gestión social.  

Así como funciona el de nuestro barrio, se pueden generar centros de salud parecidos que tengan un componente muy fuerte social y de capacidad de entrega de los profesionales de salud (doctores, enfermeros, kinesiólogos y administrativos, etcétera). 

Planteamos estas problemáticas para que la ciudadanía sepa que esta organización es masiva en ideas, dando respuestas en la medida de sus posibilidades. Desnutrición y Dengue son dos cuestiones básicas que en nuestros Chaco no se están tocando, viendo ni tomando con seriedad porque se le da prioridad al coronavirus (que obviamente es una cuestión que internacionalmente está).

Desde el Estado no existe una inversión concreta de dinero en los sectores pobres. No hay una planificación en ese sentido porque van detrás de esta nueva enfermedad y no de la desnutrición infantil desde el vientre materno, que es un problema de salud. La pobreza comprende tanto los nacidos como a los por nacer. Si no atacamos esto, seguramente las bajas defensas estos chicos los va a llevar a la muerte, con coronavirus sin coronavirus. 

La desnutrición y el Dengue son problemas de salud. Las necesidades crecen en los barrios pobres y allí estamos, dando una mano, haciendo socialismo real desde abajo.  

No hablamos de socialismo, HACEMOS SOCIALISMO POPULAR DESDE ABAJO. 

Marcela Acuña 

Agrupación Mujeres al Frente del Partido Socialistas Unidos por el Chaco

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.